fbpx

¿Puedo consumir o comer legumbres por la noche?

Seguro que alguna vez has escuchado que no tienes que tomar legumbres para cenar, que son muy pesadas, que las legumbres por la noche engordan y que sientan mal. Si son un alimento tan bueno y saludable ¿por qué son tan perjudiciales por la noche? Y lo más importante ¿esto es verdad?.

La realidad es bien distinta. Por normal general, comer legumbres por la noche no es malo. Sí que hay algunos casos en los que no es conveniente hacerlo, pero una persona sana y con buena alimentación puede cenar este producto sin ningún problema.

A continuación queremos explicarte de la mejor manera, qué es lo que cuando cenas legumbres, con qué otros ingredientes es mejor acompañarlas, en qué situaciones no deberías de consumirlas y saber por qué existe la creencia de que no es bueno. Así podrás planificar mejor tus menús. 

¿Por qué hay que cenar ligero?

La cena es la última comida del día, el momento en el que nuestro cuerpo necesita menos nutrientes y energía. Por esa razón, lo más saludable es hacer cenas con pocos carbohidratos y pocas calorías y grasas.

Con una cena ligera nuestro metabolismo funcionará mejor y tendrá los nutrientes justos para las actividades que solemos hacer por la noche, como leer un libro, ver la tele o estar con el ordenador. Además, esto es bueno para una dieta de adelgazamiento.

Nuestro cuerpo agradecerá que nuestras cenas no sean muy pesadas. Al cenar ligero se facilita la digestión y se evitan dolores estomacales, lo que ayuda a dormir mejor y descansar. 

Pero cuidado, cenar ligero no es sinónimo de saltarse esta comida, los nutricionistas recomiendan comer 5 veces al día para que nuestro organismo consiga los nutrientes que necesita y el cuerpo funcione bien.

El organismo no entiende de horarios sino de las actividades que vamos a hacer, para él saltarse una comida equivale a escasez de nutrientes y esto hace que tenga que utilizar la energía que almacena el cuerpo. Sea a la hora que sea. 

Lo único que conseguimos saltándonos la cena es que nuestro sistema trabaje de más y gaste energías innecesariamente. El cuerpo necesita un mínimo de combustible alimenticio.

Para irte a la cama sin la barriga llena lo mejor es cenar un par de horas antes de irte a la cama. Por eso cada vez más expertos recomiendan cambiar el hábito español de cenar tarde. 

También te podría interesar: ¿Cuántas veces debemos comer legumbres a la semana en 2020?


Comer legumbres por la noche

A pesar de la creencia popular, sí se pueden consumir las legumbres por la noche sin ningún tipo de problema. Si alguna vez te han sentado mal al tomarlas para cenar, seguramente ha sido por los otros alimentos con los que iban acompañadas. 

Las legumbres son un alimento con muy pocas calorías y que tienen mucha fibra, por eso es ligero y se digiere bien. Es al ir acompañadas de otros productos, especialmente de carne, cuando puede parecer que se vuelven más pesadas. Lo que hay que evitar es tomarlas por la noche con comidas que tengan mucha grasa animal. 

Comer legumbres por la noche
  • Save
Foto cedida por Freepik

Además, nutricionalmente las legumbres no necesitan ir acompañadas de carne. Hay más proteínas y minerales como el hierro y el magnesio en una ración de lentejas, soja o garbanzos que en un filete de ternera. 

Otro de los aspectos positivos de cenar legumbres por la noche, es que sus proteínas hacen que el hígado trabaje mejor durante la noche. El hígado es el órgano que se encarga de enviar la glucosa a otros órganos y a nuestros tejidos corporales, y las proteínas son un nutriente que lo fortalece y es esencial para su funcionamiento.

Como es bien sabido, las legumbres son una gran fuente de fibra. Tomar alimentos ricos en fibra por la noche es bueno porque hacen que la digestión vaya bien, algo importante si se quiere dormir sin molestias y poder descansar, y porque hace que la absorción de glucosa sea más lenta, con lo que se evita el riesgo de hiperglucemia.

La fibra también es buena para regular el colesterol que tenemos en la sangre, hacen subir los niveles del bueno y bajan los del malo, y así contribuye a prevenir enfermedades cardiacas o arteriales. Por la noche, al tener una digestión tranquila, nuestro organismo puede desarrollar el proceso de absorción de la fibra y que sus cualidades no se pierdan. 

Todos sus nutrientes hacen que las legumbres sacien rápido y que su digestión sea lenta. Nos hacen que sintamos que nos hemos llenado antes y que esta sensación dure bastante tiempo, perfecto para no caer en la tentación de picar en el tiempo que pasa entre que cenamos y nos vamos a dormir. 

Con esto lo que consiguen las legumbres es que, al final, comamos menos, lo que las convierten en una grandísima opción para cenas de regímenes para perder o mantener el peso. Además, las pocas calorías que tienen hacen que sean un alimento que llena mucho pero que no engorda.

Como hemos puesto más arriba, si las legumbres no sientan bien por la noche generalmente es por otros alimentos que había en el plato. Por eso, la mejor manera es echarle imaginación y no cocinarlas igual que en los platos tradicionales, que es cuando las comemos al medio día. 

Puedes hacer un hummus, una ensalada de garbanzos, judías verdes con hortalizas o lentejas con verduras, las opciones son ilimitadas. No solo te estarás alimentando de forma saludable, sino que harás que tus menús sean más variados y además son platos que están deliciosos.

Igualmente, como hemos explicado al principio de esta guía, las cenas deben ser ligeras, por lo que te recomendamos que, si quieres comer legumbres por la noche, controles las cantidades. No te puedes tomar el mismo plato de guisantes al mediodía que para cenar.

Prueba a ir añadiendo legumbres a tus cenas, no solo te irás a dormir sin hambre, sino que te habrás alimentado con un producto riquísimo en nutrientes, que te ayuda a hacer la digestión, que mejora nuestro organismo y que no engorda. ¿Hay algo mejor?.


Motivos para evitar las legumbres por la noche

Cada cuerpo es un mundo y hay muchas cosas que condicionan cómo nos van a sentar los alimentos, desde la salud hasta los hábitos alimenticios o el estilo de vida, incluso la complexión física. A pesar de que, en general, no es malo cenar legumbres, sí que existen algunos casos en los que es mejor evitarlas. 

Hay personas que no suelen consumir alimentos que tengan mucha fibra, por lo que su organismo no está acostumbrado a procesar este carbohidrato. Durante la digestión la fibra fermenta y puede producir gases. Y si el cuerpo no está habituado, las posibilidades de producir este efecto se multiplican. 

La solución para esto es ir introduciendo las legumbres en la alimentación poco a poco. Si es tu caso y quieres probar comer legumbres por la noche, lo mejor es que sean raciones pequeñas y que no sean las protagonistas del plato. Una buena manera es usarlas como guarnición o poner unas poquitas en una ensalada.

Buena parte de la fibra de las legumbres está en su piel, si cenar las variedades que no tienen piel o que tienen la piel fina, se reducen las posibilidades de que produzcan gases. También es bueno combinarlas con alimentos que no produzcan gases, así este efecto de la fibra en nuestro sistema digestivo disminuye y se puede hacer una digestión tranquila.

Y un último truco que reducen los gases que pueden producir las legumbres es aderezarlas con especias como el laurel, comino, el hinojo, la menta o el romero.


¿De dónde sale el mito de que es malo cenar legumbres?

Como ya has visto, en general no pasa nada por consumir legumbres por la noche, pero que no deben comerse de noche es una creencia muy extendida y seguro que lo has escuchado muchas veces ¿Y a qué se debe esto?

La respuesta es muy sencilla, las legumbres se han asociado a comidas pesadas y digestiones lentas, a alimentos que engordan y a hinchazón de barriga y de la zona abdominal. Y, aunque la realidad es que las legumbres tienen pocas calorías y grasas y engordan poco, no es raro sentirse pesado después de consumirlas.

Otro de los motivos por los que se ha extendido este mito es por los carbohidratos. Las legumbres contienen un alto porcentaje de hidratos de carbono, y mucha piensa que consumirlos de noche engorda y hace que la digestión sea pesada.

Pero este no es el caso de los carbohidratos de las legumbres. El principal es la fibra, que no solo no engorda, sino que es muy beneficioso para nuestro sistema digestivo. Y el azúcar que tienen es no procesada, menos perjudicial que la procesada. También tiene que ver con los platos tradicionales de legumbres que estamos acostumbrados a comer.

Comidas como la fabada, las lentejas con chorizo y morcilla, el cocido o los guisos con casquería, en las que están acompañadas de otros alimentos muy calóricos y con mucha grasa, son las que han perpetuado esta idea sobre las legumbres.


También te podría interesar este artículo de las propiedades de las legumbres

Summary
¿Puedo consumir o comer legumbres por la noche?
Article Name
¿Puedo consumir o comer legumbres por la noche?
Description
A pesar de la creencia popular, las legumbres se pueden consumir por la noche sin ningún tipo de problema. Si alguna vez te han sentado mal al tomarlas para cenar, seguramente ha sido por los otros alimentos con los que iban acompañadas.
Author
Publisher Name
Bowl vegetal
Publisher Logo

Deja un comentario

Share via
Copy link
Powered by Social Snap